Cuando hablé con tus ojos

Hoy hablé con tus tiernos ojos, me contaron lo mucho que extrañaron los míos y cuánto me contemplaron en lugares donde nunca estuve, revelaron los secretos que tu corazón les confesó mientras soñabas conmigo y no dudaron en contarme las oraciones que tus dulces labios elevaron en favor de nuestro encuentro.

Les entregué todo lo que mi mente archivó durante tu ausencia y descargué tiernas miradas en aquellos brillantes ojos que tanto amo, sentí que mientras más decía, más enamorados se mostraban y me veían en silencio como gritando su amor.

"Ustedes pongan su atención en el reino de Dios, y recibirán también estas cosas".
Lucas 12: 31

2 comentarios:

Strange Rose dijo...

ahh que belleza :) siempre me gustó leer tu blog.. un gustaso que hayas vuelto! un abrazo :D

Eliacim dijo...

El secreto de unos ojos que expresan todo sin tener que decir nada.
Un bello escrito.
Un saludo. :)