Porque he pensado en ti

Porque he pensado en ti, todo es hermoso:
se vuelve el aire, luz resplandeciente;
el Gran Espíritu en cada rosal está presente
y el mundo tiene un mágico alborozo.

Porque he pensado en ti, por eso gozo
con el rumor y el agua de la fuente,
con el cielo infinito y transparente
y pienso con amor: ¡todo es hermoso!

El viento es suave música al oído.
Los pájaros son alas del verano.
El árbol se hace blando con el nido.

Los ojos brillan más. Mi pecho sabe
que el corazón no de existir en vano
y entre mi mano el universo cabe.

Entre mi mano el universo cabe
El corazón no ha de existir en vano.
Los ojos brillan más. Mi pecho sabe
que el árbol se hace blando con el nido.
Los pájaros son alas del verano.
El viento es suave música al oído.

y pienso con amor: ¡todo es hermoso!
Con el cielo infinito y transparente,
con el rumor y el agua de la fuente,
porque he pensado en ti, por eso gozo.

El mundo tiene un mágico alborozo.
el Gran Espíritu en cada rosal esta presente.
Se vuelve el aire, luz resplandeciente.
Porque he pensado en ti todo es hermoso



A mi princesa peliacha, fregada, linda pechocha.

Hagamos un trato - 荷

smile 4 me
Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
ni hasta diez
sino contar
conmigo.
Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o talvez porque existe
usted puede contar
conmigo.

Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo.

Pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe
que puede
contar conmigo.

*Para mi flor de loto (aunque estes al otro lado del mundo, sin saberlo)*

Antes de/ Después de

nO + TeArS

Es dulce estar triste cuando todo calla;
es dulce estar solo cuando hay luna blanca
y se lleva hondo, muy hondo
una tierna congoja en el alma.
Es dulce estar triste cuando llega el alba.
Yo sé que algún día te irás. Lo presiento
y sé que algún día te irás para lejos,
donde no te llamen mi voz, ni mi aliento,
ni el duelo hecho llanto con hiel del deseo;
donde sólo pueda llegar, ignorado
el camino claro de mi pensamiento.

Esta noche grata he pensado en eso.
Estoy apacible, tranquilo, sin miedo.
No temo tu ausencia ni temo tu olvido.
Nada temo ahora. Esta noche cálida
siento en los cabellos perfume de almendros,
solloza en mis labios gritando el silencio,
arde en mis pupilas la lumbre del cielo,
palpita en mis brazos la sangre del viento,
tiembla en mis pestañas polvo de luceros.
Nada importa ahora. Me olvido de todo.
sólo sé que esta noche, amor mío, te amo.

*Sentado en la banca de siempre, te extraño sin tenerte (como era en el principio)*

Lunes

Y llovía

Caminaba por la acera con mi chamarra más abrigadora, mi gorro y mis anteojos mojados por la llovizna, y sin planearlo, me topé contigo, debilidad, fortaleza, tristeza, ira, todo se mezcló en la mirada que te dí, "que tal" fue todo lo que atiné a decir, cuando en realidad quise decir: "eres uno de los más grandes chascos que he tenido, te odio porque lograste bajar mis defensas, te odio porque conseguiste que te ame, te odio por la frialdad con que me miraste, pero aprecio el que me hayas recordado que el amor es bello mientras se queda en tinta y papel"
*Bienvenida Soledad*

He soñado contigo...

Ándale no vale la pena estar triste =)


He soñado contigo
sin saber que soñaba...

En la gran chimenea
crepitaban las llamas,
la tarde se moría
detrás de la ventana.

Te he visto en mis ensueños
como un blanco fantasma,
alto junco ceñido
al aire de mi alma.

Te he visto ennoblecida
por estrellas lejanas,
turbada por la fiebre
de mi propia nostalgia.

Sobre la alfombra, quieta,
te sueño arrodillada.
Te sueño como a una Princesa
de los cuentos de Hadas,
como a un jazmín
con su blanco aroma.

¡Qué bien quererte mucho
hasta quedar exhausto!
¡Qué bien sentirme siempre,
--¡Dios mío!-- enamorado!
Me da miedo el vacío
que me queda en el alma,
el frío que me hiela
cuando el hechizo pasa.

Yo quiero amarte mucho,
con un amor sin pausa,
con un amor sin término,
como los dioses aman,
como los astros, como
las bestias y las plantas.

Siento celos del leño
que acaricia la llama...
¡Igual me abrasaría
si tu me tocaras!

*Doncella sin rostro, aún*

TAMBIÉN TE FUISTE

Jamás fingí amor por ti, asumo que eso se reflejó en mis innumerables mails y charlas llenas de consejos que al parecer fueron vanos, pues prefieres morir de sed en tu planeta que beber del agua que se te ofrece bajo el altar que tu misma (y no yo) construiste en tu derredor, ese altar sobre el cual te muestras como la doncella eternamente herida por amantes fugaces o figuras “soñadas”.

Oh vamos, ¿no crees que ya va llegando la hora de parar de fingir que te importo?

No creo que sea maldad obsequiar rosas, pero si lo es recibir cardos a cambio.

Asumo que tampoco era el momento para nosotros (hoy tengo la certeza de que ese “nosotros” solo existía en mi cabeza), esta vida es demasiado pobre para soportar tanto amor y sólo las historias mediocres duran toda la vida, porque el amor, el de verdad, es una enfermedad con la que no se puede vivir mucho tiempo. Y me quedo con eso y con el recuerdo de lo que pudo ser.

Pd.: dile que te despierte a besos, que te sirva el café siempre después de comer, que no te haga limpiar el polvo, que te ayude a vestirte por las mañanas, que te regale películas y que nunca te gane a ningún juego que tienes mal perder, pero sobre todo dile que te de, al menos, la mitad de lo que tú le vas a dar.

*no tengo q ser omnisciente para darme cuenta que soy totalmente intrascendente en tu vida, adiós y feliz cumple por adelantado*

ESTOY PENSANDO EN TI

Estoy pensando en ti como si fueras
un sueño nada más.

Como si el alba del primer despertar de mis sentidos en ti hubieran nacido.

Estoy pensando en ti, en los caminos que podríamos un día recorrer cuando miramos al sol alzarse sobre la llanura como un lirio radiante y amarillo.

Estoy pensando en ti como un aljibe tan rico en resonancias poblado de murmullos a la vera de mi entrañable cántaro vacío.

Estoy pensando en ti, en tus amadas manos, promesas de caricias, en tu verbo profundo, en la segura fuente de tus besos y en el lazo que anuda a mi destino.

Estoy pensando en ti, en las dormidas horas de los sueños, atada al eslabón de los suspiros con esta soledad que me acompaña sobre un duro desierto aridecido.

Estoy pensando en ti cobijándome en todos los aleros con el arrullo manso de palomas buscando protección a la distancia levantando el espíritu caído.

Estoy pensando en ti, absorto escucho lo que entrega el viento: rumores y ecos de lejanos días, la sostenida huella de tus pasos, un diluvio a mi huerto florecido.

Estoy pensando en ti, cuando la luna va platendo de noche los sembrados cuando florece el nardo del desvelo y su aroma en la brisa rebosa perfumando mi suelo estremecido.

Estoy pensando en ti, miro al cielo y no estás, luego te busco por el bosque umbrío, en el mar que no cesa su oleaje,en el campo sediento y dolorido.

y sin saberlo Dijo la esperanza: que no hay lugar, no fueron los caminos otra cosa que un sueño una visión de magia, un sortilegio que quedó perpetuado en mis sentidos.

Estoy pensando en ti, pues solo eres un sueño nada más.


*gracias por visitar mi rutinaria vida, gracias por hacerme sonreir en aquel parque.*


Hasta pronto

SIMPLEMENTE

Nos dijimos adiós. La tarde estaba
casi llorando nuestra despedida.
Nos dijimos adiós tan simplemente
que pasó nuestra pena inadvertida.

No hubo angustia en tus ojos ni en mis ojos.
No hubo un gesto en tu boca ni en la mía.
Y, no obstante, en el cruce de las manos
calladamente te dejé la vida.

Fuiste valiente con tu indiferencia
y fui valiente con mi hipocresía,
nos separamos como dos extraños
cuando toda la sangre nos unía.

Pero tuvo que ser y fue sin llanto,
sin una escena ni una cobardía.
Tú te fuiste pensando en el olvido
y yo pensaba en la melancolía.

Hoy sólo resta de esa vieja tarde
un recuerdo, una fecha y una rima.
Así, sencillamente nos jugamos
el corazón en una despedida...


*te importa si te miro un rato más?, quiero recordar tu rostro para mis sueños*


"Vámonos, corazón, hemos perdido,
ya nunca espigarán tus ilusiones.
Recoge tu esperanza y tus canciones
y partamos en busca del olvido.
Vámonos, corazón, ya tu latido
sólo podrá contar renunciaciones.
Guarda su nombre con tus oraciones
y si debes sangrar, sangra esondido."


Demasiado triste para levantarme hoy, hasta mañana.